Crónica de la presentación de mi libro en Pozoblanco

Este pasado jueves, 15 de octubre, tuve la oportunidad de presentar en la sede de la asociación “Piedra y Cal” de Pozoblanco mi libro “La II República y la guerra civil en Villanueva del Duque”, gracias a la amable invitación de su directiva, que me brindaba la oportunidad de dar a conocer a nivel comarcal el excepcional comportamiento de un pueblo durante la dura década que transcurrió entre los años 1930 a 1940.

No caben palabras para reflejar la amabilidad con la que los asociados y el resto de asistentes me trataron, quedo muy agradecido con todos ellos y guardaré esa noche de octubre como un gran recuerdo para siempre.

Presentó y abrió el acto Antonio Morillo Velarde, profesor de historia y presidente de la asociación, que describió el libro como “un trabajo de investigación riguroso, interesante, bien estructurado, documentado y claro” que transmitía la nobleza del pueblo de Villanueva del Duque. Añadió que el libro es interesante para toda la comarca de Los Pedroches porque la época de la que habla sigue apasionando y que hay que acercarse a ella sin ningún recelo, pero “aprendiendo la lección”.

Continuó la presentación el también profesor de historia José Luis González Peralbo, que dedicó unas palabras a hablar de mi biografía y de mi trayectoria personal y profesional. José Luis me sorprendió con referencias a Coria, a su Catedral y a la Virgen de Argeme, y reseñó nuestra colaboración en las jornadas de historia de Villanueva del Duque. Agradecerle desde aquí sus amables palabras y sus elogios. Acerca del libro comentó la dificultad de abordar el tema que se trata, más aún en localidades pequeñas, y abordó la relación entre Pozoblanco y Villanueva del Duque tanto en la crisis minera, como en la batalla de la guerra civil que recibe el nombre de la localidad pozoalbense. Esbozó también la dureza de aquella época en Villanueva del Duque, con la crisis de las minas, la guerra y la emigración en años posteriores. Por último sobre el libro destacó que la obra estaba muy bien secuenciada y equilibrada en cuanto a contenido y que contenía una gran cantidad de material, mucho de él inédito.

Antonio Jimeno Márquez, licenciado en Químicas, profesor y editor de Plaza Pública y Sociedades Binarias, definió el libro como “desapasionado y actualísimo”. Desapasionado porque abordaba el tema desde una posición “no militante” y porque en la narración de la historia debía primar, como era el caso, el rigor científico y no el apasionamiento, de esta manera Antonio comentó que el libro mantenía un tono neutral y equidistante, utilizando fuentes provenientes de todos los sectores políticos. Actualísimo porque la sociedad de la época sufría circunstancias muy similares a las actuales y porque algunos políticos pretendían vender que había soluciones populistas, fáciles e incluso utópicas para problemas de un calado muy importante, citando a Michael Oakeshott dijo que el libro estaba más dentro de la política del agnosticismo que de la política de la fe. Para finalizar hizo referencia a la abundante documentación del libro y a la reivindicación de la figura de Antonio Rodríguez de León, al que definió como “uno de los pocos republicanos que hubo en la República”. Siempre es un placer oír a Antonio hablando de mi libro, pues me hace ver que acerté en mi planteamiento.

Por mi parte, tras agradecer la invitación a la asociación, expresé mi admiración tanto a José Luis como a Antonio, al primero por todo lo que aporta a la comarca en materia histórica, así como toda su ayuda para realizar las jornadas de historia de Villanueva del Duque y sus consejos para mejorar el libro. De Antonio Jimeno destaqué su labor creando de la nada un medio de comunicación tan potente como Plaza Pública, con lo que supuso a nivel de información local y comarcal, así como su labor casi diaria al frente del blog de opinión Sociedades Binarias, al igual que a José Luis, le agradecí ser mi primer lector y sus consejos que hicieron que la obra fuera mejor.

Sobre mi libro desarrollé la motivación de hacerlo, la estructura del mismo, mi intención de volcar toda la información encontrada sin ocultar nada y por último defendí el comportamiento y la convivencia de los villaduqueños en esa complicada época. A través de la figura de Antonio Rodríguez de León, injustamente maltratada en los libros de Francisco Moreno Gómez, hablé de tantos y tantos tópicos e informaciones a medias que impiden que conozcamos la realidad sobre aquellos años y animé a que se cuente la historia desde cada pueblo para saber con exactitud lo ocurrido realmente. Finalicé mi intervención hablando del ejemplo de los vecinos Emilio Gómez y Nicolás Eulogio, que debería ser tenido siempre como referencia por todos.

Sin más y como tuve la suerte de que Canal 54, la TV local de Pozoblanco, lo grabó todo, os animo a que invirtáis 60 minutos en visualizar este vídeo y conocer así todo el contenido de esta jornada, durante la cual la historia de Villanueva del Duque y el ejemplo de convivencia y respeto de sus vecinos fue protagonista.

@juliolopezgo